Herramientas básicas para trabajar con arcilla polimérica

¡Hola brujis!
Después de mucho tiempo, puedo actualizar el blog, ¡que os tengo abandonados! ¿Me disculpáis?
Para empezar, comentaros que retomamos el blog con dos entradas dedicadas a herramientas y materiales. La primera, la que estás leyendo ahora mismo, sobre herramientas y materiales básicos para trabajar con arcilla polimérica. La siguiente, se centrará en herramientas más avanzadas que uso diariamente.
Muchas de estas herramientas las tenéis ya en casa, las podéis hacer vosotros mismos, o adquirirlas por un precio muy económico. ¿Queréis empezar a hacer vuestras propias manualidades? ¡Coged boli y papel!

Herramientas o materiales básicos:

A continuación os dejo una lista de herramientas básicas que podéis encontrar fácilmente con sus enlaces correspondientes. Ya sabéis que cualquier duda que os surja podéis escribirme a: turia.labrujademadrid@gmail.com o comentar este mismo post. Estaré encantada de responderos y ayudaros en todo lo posible ^^

(Enlaces de cada cosa en sus respectivos títulos!)

Arcilla polimérica

Son las dos marcas de arcilla polimérica que más utilizo.
  • Fimo: Tiene una gran cantidad de colores (pastel, effect..) y una textura similar a la plastilina, un poquito más dura.
  • Sculpey: Similar a la anterior, también cuenta con una amplia gama de colores, es más suave y húmeda. Mucho más blandita y manejable que la FIMO.
Si queréis en otro post os recomiendo tiendas donde compro arcilla polimérica, así como colores o técnicas de manejo.

Horno

Fundamental para trabajar con arcilla polimérica. Como os comenté en el post anterior, la arcilla polimérica es un material que se endurece con el calor, por eso el horno es esencial en la creación de las figuras.
Puedes usar el de la cocina o si lo prefieres invertir en un horno pequeño, de sobremesa. Solamente tienes que asegurarte que la temperatura sea graduable. Normalmente se hornea a una temperatura de entre 110º y 130º (depende de la arcilla que utiliceis).
Voy a seros sincera, hasta hace poco usaba el horno de mi cocina. Me aseguraba de ventilar bien el espacio tras usarlo y que no coincidiese con el horneado de las comidas (toda precaución es poca). Hace muy poco que invertí en un horno de sobremesa y estoy encantada de la vida.
Pequeño, cómodo, muy manejable y sencillo de utilizar. Podéis encontrar diferentes tipos de hornos desde los 30-40€ (básicos, podriamos llamarlos). Os dejo enlace del que utilizo yo.

Superficie de trabajo

Es, quizás lo más sencillo de conseguir. Si tienes un marco de fotos viejo el cristal, te sirve como superficie de trabajo.
En mi caso utilizo un azulejo. Seguro que alguno tenéis, por si las moscas hay una emergencia en casa. Es una superficie que te permite trabajar muy bien con la arcilla y se puede meter en el horno para endurecer tu pieza

Guantes

Hay muchas artesanas que usan guantes para manejar la arcilla. Si usas guantes evitas que se ensucie la arcilla con motitas de polvo que tengas en la mano o se queden marcadas tus huellas dactilares. Si te pasa como a mí, que con los guantes te sientes como un gato torpe, no pasa nada, puedes usar toallitas húmedas para mantener buena higiene de manos. Y si ves que eso no es suficiente, siempre puedes usar un bastoncito de algodón (de los que guardáis en el lavabo, sí) y un poco de alcohol para limpiar las diferentes piezas y figuras de impurezas y huellas. Además, si sois alérgicos al látex, hay sustitutos más que recomendables, como el nitrilo.

Bastoncitos de algodón

Lo acabamos de comentar, los bastoncillos son una buena herramienta para eliminar impurezas y marcas en tu pieza de arcilla. Humedécela un poco con alcohol, pásalo suavemente por tu pieza y ¡voilà!

Alcohol

El alcohol, junto a los bastones de algodón, te permitirá limpiar las pequeñas impurezas y huellas que se hayan marcado en tu creación. Todo botiquín que se precie, en casa, en el trabajo, en la escuela, tiene alcohol del 96 (¡hablo de la graduación, eh!). Pero si no tiene, ¡que no cunda el pánico! Haciendo clic a continuación podrás comprarlo.

Toallitas húmedas

Grandes amigas de los que trabajamos en este mundo. Hay muchas arcillas que se manchan con solo mirarla, sobre todo colores claros, como el blanco, color carne, tonos pastel, etc. Para manejarlos, es recomendable tener las manos bien limpias y si cambias de un color a otro la toallita te salva de dar muchos paseos al baño para lavarte las manos o las cuchillas que estés utilizando.

Mondadientes

Sí, como lees, esos palillos típicos de madera que los hay en todos los bares. Son mano de santo para trabajar con cosas pequeñas o dar forma a ciertas piezas. Al principio los usaba para darle forma a las caras de mis muñecas y añadir pequeños detalles como las pestañas o el puntito blanco que me gusta poner en el iris del ojo. Actualmente sigo usándolos para dar forma a las cabezas de mis muñecas ¡Cómo, por ejemplo, las cuencas de los ojos!

Alfiler

Típica agujita que se usa para coser. Buscad en la caja de galletas de la abuela, ¡encontraréis seguro! Yo modifiqué uno con un poco de fimo y lo horneé, creando así ¡la HERRAMIENTA DEFINITIVA!
Bueno, quizás no tan definitiva… Solamente hice un pequeño mango para poder manejarlo más cómodamente. El alfiler sustituyó al mondadientes (anteriormente nombrado) en algunas cosillas, como poner detalles extra pequeños en mis creaciones, brillo en el ojo, pestañas, detallitos en las figuras, camafeos, etc. ¡Es multiusos y un gran aliado! Sin duda os recomiendo que lo tengáis en cuenta para los que seáis perfeccionista al milímetro.

Cúter o cuchilla

Hay cuchillas de marca fimo o sculpey. Flexibles, rígidas, de punta muy finita… (ya hablaré de ellas en el siguiente post, no os preocupéis). Para empezar en este mundo te vale cualquier cúter de esos que valen 4 duros, como quien dice, en cualquier papelería o chino que tengas a mano. Antes de usarlo o si cambias de un color a otro pásale una toallita húmeda, así limpias el filo y no mezclas colores cuando cortes el fimo ^^

Buriles caseros

Yo, como soy un poco bruta, invertí en buriles guachis nada más comenzar en este mundo, peeeero… si tu presupuesto es ajustado, puedes hacer tus propios buriles con palillos de madera y una bolita de fimo. Para el que no sepa que es un buril, es una herramienta la cual tiene en los extremos una “bolita”. Cada extremo tiene un tamaño distinto. Coges un poco de fimo, haces varias bolitas de distinto tamaño y lo unes a un palillo de dientes… ¡Y listo!. A continuación os dejo enlace directo de los que uso yo hoy en día

Rodillo acrílico

Una de las herramientas básicas por excelencia. Nos ayudará a aplanar la arcilla y crear superficies lisas para trabajar con ella. En el caso de no tener rodillo, nos sirve un vaso, botella de cristal o si habéis comprado los buriles el mango de éstos mismos realizarán esta función ^^

Eyepins o Argollas

Si quieres comenzar con cosas básicas en el mundo de la arcilla, estas cositas te ayudaran mucho en tu labor. Son enganches metálicos para transformar tu obra maestra en colgantes o llaveros. Son agujas muy finitas y tienen en uno de los extremos un loop donde puedes enganchar cadenas o llaveros a tu figura. Se suelen manejar con alicates para abrirlos y así acoplar las cosas.

Alicates

Para montar tus llaveros o collares, necesitarás este gran aliado en tu mesa de trabajo. Los alicates te permitirán abrir los enganches para acoplar tu pieza de arcilla.
En el siguiente post hablaré, y mostraré, de las herramientas que más uso, para qué, y dónde podéis comprarlas, no os preocupéis, serán tanto para artesanos novatos, como para experimentados.
Prometo que lo tendré más pronto que tarde. ¡Palabrita de bruja!
¡Mil besotes y nos vemos pronto! <3

 

    Leave your comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Shopping cart